Oración inicial para cada día.

Madre bendita y venerada Virgen de Fátima, que has de aparecer ante almas buenas, puras y consagradas como los 3 pastorcitos, entrega para mi tu gloria y tu gracias, porque no soy digno de que aparezcas ante mí.

Dame la devoción que necesito para ser un digno hijo de ti, y hermano de tu amado hijo Jesús.

Llena mi corazón con bondad y con paz mi alma para que pueda ser digno instrumento de esparcir la devoción a tu sagrado e Inmaculado Corazón.

Oración preparatoria.

En ti confió madre poderosa y buena agradezco las gracias que has ofrecido para mi cada día, y espero sigas ofreciendo para mi hasta la eternidad, a tus pies me inclino con humilde fervor a clamar que escuches nuestras suplicas esas que hacemos a través del rosario y especialmente a trasvés de esta novena

Que (diga que desea obtener) y así mi problema se pueda solucionar, que traiga abundante prosperidad y paz a mi familia así como también aumente la devoción en mi vida, que todas las almas consigan tu consuelo, y tus hijos sean libres de pecado y dejen de causarte sufrimiento.

Oración final

Dios padre amado que nos has entregado a tu único hijo para que podamos ser perdonados de nuestros pecados concédenos la redención de nuestros pecados y las gracias divinas y eternas, que a través del Santo Rosario y del sagrado e Inmaculado Corazón de Fátima seamos salvos del fuego del infierno y consigamos la buenaventura del cielo. Amén.

Día 1: madre amada y misericordiosa.

Eterna Virgen María, líbranos de la tristeza, y haznos del infierno escapar, siembra en nosotros la semilla de la devoción y haznos hijos dignos de tu nombre intercede  por nosotros ante dios y cúbrenos con tu manto para que podamos obtener la absolución de nuestros pecados amen

Día 2: santísima Virgen de Fátima.

Que apareciste con un mensaje especial, a tres indefensos niños que tu devoción a cambio debieron entregar, a ti en este día santa Virgen María consagro mi alma y mis pensamientos a ti para que pueda obtener respuesta a las suplicas que cada día te hecho, bendice mi alma y mi vida, y toma de mi la fe y la devoción con la que he de complacerte en cada una de mis acciones.

Día 3: Dios padre amado.

Que entre las mujeres del mundo escogiste a María para llevar a cabo tu legado escógeme a mí como instrumento inequívoco de devoción y fe, me entrego en pensamiento, ser palabra y obra, para que a través de mi envíes el mensaje de paz y amor al mundo.

Cuida a tus hijos en la tierra y perdonas las almas que necesitan de tu consuelo y que sinceramente de sus pecados se han arrepentido, líbralos del fuego del infierno entrega para ellos la gloria y el descanso eterno.

Día 4: madre amada y venerada mía.

no abandones a tus hijos ni en vida ni en muerte, dales la eterna salvación y entrégales los instrumentos para que pregonen tu devoción, no nos hagas caer en sufrimiento y líbranos del fuego eterno.

Perdona nuestros mortales actos esos que te han llenado de sufrimiento y danos cada día tu perdón y tu bendición.

Día 5: Sagrado e Inmaculado Corazón de María.

Lleno de bondad y bendito eres, ruega por las almas necesitas de consuelo y expiación, haznos elementos de sacrificio para la expiación e los pecados mortales.

Llena nuestro corazón con amor y gloria a la eternidad y aléjanos de las vanidades mortales, escucha nuestras plegarias y haznos merecedores del cielo.

Día 6: madre amada y poderosa.

Digna reina celestial a ti acudimos tus hijos con devoción para pedir perdón por nuestras culpas, y por las culpas de nuestros hermanos.

haznos devotos del Santo Rosario y que a través de su celestial practica podamos alcanzar de ti la gloria y la gracia divina, madre amada y piadosa mía.

Día 7: Señora de Fátima.

Soberana de aquellos que con devoción recitan el rosario, mira con piedad a tus hijos que en este día te hemos invocado, permítenos poder expresarte humildemente nuestra devoción y danos las herramientas para poder servir a Dios nuestro padre en el cielo con fervor,.

Líbranos del pecado, de la herejía y de los vicios y haznos salvos del fuego martirizante y eterno del infierno. Amen

 Día 8: señora madre piadosa y amada mía.

Cúbrame con su manto e irradia la luz poderosa que emanas sobre mis heridas tanto esas que lleno en el cuerpo como aquellas que me han marcado el alma.

Has que obtenga la gracia de dios a través de tu divina intercesión y pueda gozar del amor infinito que provees a tus más ilustres hijos.

Día 9: Dios padre amado..

Agradecido por la bondad que me has ofrecido a través de la intercesión de la santísima Virgen de Fátima, clamamos a ti tus hijos afligidos, ruega que obtengamos ante ti Dios bendito el perdón de nuestras omisiones:

Que nuestras palabras se conviertan en instrumento de pregón de tu fe, y seamos testigos de tu admiración y del gozo eterno y divino.

Novena a la prosperidad economica

Novena a la prosperidad económica para conseguir ayuda y mejorar la situación económica en el ámbito laboral y financiero.

Nuestra señora de fatima
Valoración
5/5

Compartiré

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *