Oración inicial

Oh poderoso Dios del cielo, clamo a ti en esta novena por la prosperidad, el amor y la abundancia en mi vida, llena nuestra copa de la abundancia mantén nuestra copa siempre rebosante.

Hazme descansar en verdes prados, quita con tu poder infinito y celestial los obstáculos que en mi vida se puedan presentar bendíceme a mí y a los que a mi alrededor están con tu divina y poderosa presencia.

No nos permitas pecar, que nunca nos falte el sustento ni tu presencia en nuestro hogar. Que las bendiciones sean abundantes y la miseria se tenga que alejar que en mi vida solo halla abundancia, alegría y dicha y de tu mano yo pueda caminar.

Plegaria

En tu nombre y en el nombre de la santísima Trinidad Padre Hijo y Espíritu santo.

Dios de los hombres tanto en la tierra como en el cielo, benditos aquellos que creen en tu nombre, pon el pan en nuestra mesa calma nuestra sed.

Y llena nuestra copa a rebosar, otórganos siempre abundancia amor y prosperidad.

Oración final

Dios de los hombres en la tierra y de las almas que gozan la dicha del cielo coloca en nuestra mesa el sustento, que gocemos de abundancia económica, amor y bendiciones.

Que seamos dignos de tu presencia que nuestros corazones se colmen de amor, que la suave brisa de tus manos toque nuestro corazón.

Gracias te damos padre amado por las bendiciones que hemos recibido de tu manos que sin esperar nada a cambio has entregado siempre abundancia,.

Amor y salud otórganos siempre tu bendición y tu divina protección que seamos abundantes en nuestra vida terrenal como en el cielo también podemos gozar de las maravillas que solo tu nombre y con tu presencia en nuestra vida nos puedes dar.

 

Día 1:

Abundancia, amor, salud, y redención.

Amado padre Dios te pido abundancia, amor, salud, y redención.

Que de tu mano obtengamos siempre las herramientas para que las tareas que en este día y todos los días yo deba realizar sean fructíferas y llenas de tu gloria.

Bendice mi alma mis manos mi cuerpo y mis pensamientos, para que puedan ser prósperos en todo aquello que me proponga realizar, que tu luz refulgente mi alma pueda iluminar.

 

Día 2:

Novenas Abundancia, salud.

Dios de los cielos consagro sabiamente a ti mi alma y mi familia, pon en nuestro camino abundancia, salud, amor y que con sabiduría sepamos administrar los frutos que con desinteresado gesto para nosotros has entregados.

Haznos salvos del fuego del infierno bajo el árbol celestial de la abundancia déjanos morar y descansar, que en las inmensas llanuras siempre pasto podamos encontrar.

Que en los desesperos del desierto nunca agua nos tenga que faltar, que en la inclemente tundra un poco de calor podamos encontrar. Que de tu mano bendita podamos dicha y felicidad encontrar.

 

Día 3:

Prosperidad de frutos.

Fecunda nuestras tierras padre bendito para que la semilla de la abundancia pueda para nosotros germinar, acógenos a tu abrigo guía nuestros pasos, palabras y obras para que la abundancia y prosperidad podamos alcanzar.

Que nuestras labores rindan frutos de valor sin igual que mi familia se abrigue a tu cobijo sin de ti nada esperar y como premio por nuestra profunda devoción en cielo podamos encontrar.

Padre amado bendito únenos como hermanos, que entre todos nos podamos ayudar que nunca nos falte el pan y que siempre de abundancia podamos gozar.

 

Día 4:

Abundancia de Perdón, Favores del Cielo.

Protege nuestra casa y nuestro hogar, que de nosotros la miseria se tenga que alejar, cuídanos de la penuria aléjanos del dolor.

Pon sobre nuestras cabezas tu mano danos tu bendición que seamos digno de tus favores del cielo y de tu amor, no nos dejes caer en tentación llena nuestra cesta con abundancia y perdón.

Que no guardemos rencor para nuestros enemigos que solo les entreguemos amor y que si necesitan de mi ayuda consigan de mi compasión, que pueda ayudar a otros así como recibo tus favores padre Dios.

 

Día 5:

Abundancia económica y espiritual.

En tu nombre me consagro padre Dios amado, otorga para mí la gracia de la abundancia bendita tanto económica como espiritual, que consiga yo siempre las herramientas para el sustento a mi casa llevar.

Que nunca a mis hijos les falte el pan, ni cobijo, ni calzado ni un techo debajo el cual descansar, que siempre estemos unidos y bajo tu sombra morar que obtengamos siempre tu gloria.

Que podemos cada día glorificar tu nombre y de tu compasión gozar padre amado misericordioso, míranos y bendice cada día nuestro hogar.

 

Día 6:

Abundancia paz, la unión y solidaridad.

Amado señor del cielo colma nuestras almas con paz, la unión y solidaridad.

Que seamos tan abundantes y prósperos que a todos podamos ayudar, sálvanos de la envidia y la miseria, y de todo lo que nos desee dañar.

Haznos prósperos y abundantes, ampara al necesitado así como a nosotros nos has amparado, pon el sustento en su mesa así como lo has hecho con nosotros.

Conserva la armonía en nuestra familia y acógela en tu seno para que siempre este llena de alegría, protégeme a mí a mis familiares cercanos a mis amigos y todo aquel que necesite de tu amor. Amen

 

Día 7:

Abundancia de compañía.

Acógeme en tu santo regazo que desde la tierra y en el cielo la abundancia sea mi compañera, aléjame de los pecados capitales, aléjame de la omisión,  líbrame del mal y la envidia.

Llena mi corazón de dicha abundancia y perdón, que de manera desinteresada ayude al prójimo, que sin esperar nada a cambio entregue mi corazón.

Dame alegría y dicha, padre amado Dios, dame las herramientas que necesito la fuerza para ejecutar la acción, sudor para ganar el sustento que nunca me falte amor, dame tu bendición bendita tu más profundo amor. Amen

 

Día 8:

Abundancia de paz.

Pilar sagrado de nuestra fe, estandarte divino de nuestra devoción santo Padre bendito a ti te entrego mi corazón.

Cubre con tu celestial luz a mi familia, danos la gracia de la unión, míranos desde el cielo acógenos con misericordia y compasión.

Padre amado danos abundancia, de fe, amor, esperanza, compasión, abundancia de buenos sentimientos de dinero y de oportunidades para crecer como personas y como siervos tuyos cada día.

Tu que con celestial estela miras a tus hijos en la tierra y que a pesar de nuestros errores y pecados eres capaz de perdonar perdona todo lo que hemos hecho malo y ayúdanos a avanzar.

 

Día 9:

Copa de abundancia.

Misericordioso Padre y Señor nuestro calma nuestras penurias, aléjanos de las miserias, suaviza los obstáculos que en la vida se nos han de presentar.

Acoge en tus brazos a mí  y a mi familia protégenos de todo mal, ayúdanos a encontrar siempre el camino que ante ti nos ha de llevar, llena nuestra copa de abundancia.

Sirve nuestra mesa con el más dulce manjar, líbranos de cualquier envidia engaño y mal, aleja de nosotros a todo aquel que sin escrúpulos nos desee dañar.

Cúbrenos de bendiciones de dicha salud amor y paz, que sobre verdes pastos podamos reposar, que en aguas mansas y cristalinas podamos nuestra sed calmar.

Que seamos bienaventurados porque a tu abrigo por los siglos de los siglos hemos por siempre de morar. Amen

Novena de la properidad
Reproducir vídeo

Compartir

Facebook
WhatsApp
Twitter
Valoración
5/5
Carolina
Carolina
@username
Read More
Hice esta novena de la prosperidad y mi situación económica empezó a mejorar gracias a Dios y su divina providencia.
Raul
Raul
@username
Read More
Al iniciar esta novedad, pedí a Dios un mejor trabajo y antes de terminar la novena por la prosperidad económica ya había conseguido el empleo deseado.
Previous
Next

Excelente productos Para ti